Cuando la cosa se puso interesante en Bristol, salieron bandas como Portishead, luego, hombres como DJ Shadow le aportaron un toque arqueológico a la música electrónica. El resto es historia. Dale play!